viernes, 27 de enero de 2017

Un grupo de 53 ONGs cuestiona la validez de la certificación de la etiqueta azul de MSC

En el mes de enero de 2017, la Alianza Tiburones Canarias junto con otras 52 ONGs firmaron una carta que fue enviada a la entidad 'Marine Stewardship Council' (MSC) expresando preocupación por la certificación de pesquerías con elevados niveles de captura incidental (o bycatch).

La MSC es una organización que se supone vende una etiqueta azul en el mercado que sirve a los consumidores como guía para la compra responsable de pescado, y que habla de la pesca sostenible, pero que se basa en un proceso de certificación defectuoso para las pesquerías que implican la captura incidental de condrictios – de tiburones en particular - y de cetáceos - ballenas, delfines y marsopas (Phocoenidae).

En nuestra opinión, muchas de las pesquerías que han sido evaluadas mediante el proceso de certificación de la MSC no han sido objeto de una revisión adecuada de la información disponible sobre la captura incidental de otras especies. A menudo, el Organismo de Evaluación de la Conformidad (Conformity Assessment Body – CAB) que participa en aquellas evaluaciones no proporciona una base de datos sólida y coherente sobre las especies capturadas, amenazadas y protegidas (Endangered, Threatened and Protected – ETP).

También parece haber mucha subjetividad en su interpretación de las evidencias y en su análisis de la gravedad de los impactos de una pesquería dada, en detrimento de las especies no objetivo afectadas por esa misma pesquería. Se sabe que desde hace más de un año la MSC ha sido criticada ya por varias ONGs que le cuestionan la validez de sus procesos de certificación para el atún, el pez espada y para otros peces.

Como ejemplos de pesquerías certificadas, o pesquerías recomendadas para la certificación, que tienen niveles de captura incidental (o bycatch) preocupantes o inaceptables, hemos resaltado en esta carta los siguientes:

A) La pesca con palangre del pez espada del Atlántico Canadiense: significa altos niveles de captura incidental de tiburones amenazados, vulnerables y casi amenazados, así como de tortugas marinas amenazadas. Esta pesquería tiene una captura incidental muy alta para alcanzar el ratio de la captura objetivo, y la cantidad de especies capturadas puede incluso exceder la de la especie objetivo;

B) Las pesquerías de kril en Antártida: en la carta hemos firmado reclamamos que no existe una evaluación anual o actualizada del kril antártico y que las preocupaciones por la falta de datos y por los cambios en los ecosistemas debidos a los efectos del cambio climático se han ignorado mediante varias solicitudes de certificación exitosas;

C) La pesca de arrastre de profundidad del pez reloj anaranjado de Nueva Zelanda: esta pesquería fue certificada por la MSC en diciembre de 2016, a pesar de las preocupaciones sobre la insostenibilidad de las poblaciones de pez reloj anaranjado y del hecho de que se había sabido de fallos incluidos en la declaración de los datos de desembarque;

D) La pesca de langosta del Golfo de Maine: el CAB de esta pesquería ha recomendado la certificación a pesar de saberse que esta pesquería afecta potencialmente a varias especies de cetáceos enumerados por los Estados Unidos como especies amenazadas, como por ejemplo la ballena franca glacial cuya población global ha disminuido hasta tan sólo 450 individuos en los últimos años;

E) La pesquería española de pez espada del Atlántico Norte y Sur: esta pesquería se dirige principalmente a las tintoreras (tiburones azules), marrajos (mako), cornudas (tiburones martillo), marrajo sardineros (o tiburones cailón) y tiburones zorro. Además el CAB reconoció en su evaluación que no podía descartarse la posibilidad de que se estuvieran sobreexplotando sus poblaciones, y de que se produjera sobrepesca de estas especies;

F) La pesquería de cerco del atún aleta amarilla (o rabil) y del bonito (o listado) del Noreste del Pacífico Occidental: el CAB de esta pesquería ha indicado su apoyo a la certificación MSC, a pesar de que ella implica el establecimiento deliberado de redes sobre delfines.

El hecho poco conocido es que en la llamada pesca sostenible de la MSC muchos tiburones, tortugas, aves, ballenas y delfines terminan como captura incidental en las redes. Lo que los consumidores deben tener conocimiento hoy es que una certificación de MSC no significa automáticamente la ausencia de captura incidental de tiburones y cetáceos.

Creemos que al certificar la pesca sin considerar sus impactos y conductas ambientales más amplios, la MSC socava la confianza del público en su etiqueta azul de certificación.

Teniendo en cuenta estos hechos, la Alianza Tiburones Canarias junto con otras 52 ONGs, pide a MSC que no certifique aquellas pesquerías con niveles de captura incidental que aún están pendientes de certificación y que proceda a la reevaluación de las certificaciones de pesquerías con prácticas que se consideran cuestionables.

Por todo esto, pedimos igualmente a MSC que aclare sus normas para que no sea posible que la pesca no sostenible esté certificada, también le pedimos que incluya las especies de peces que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera en la definición de especies ETP (especies capturadas, amenazadas y protegidas) en el estándar actual de la MSC y que ya incluye los anfibios, reptiles, pájaros y especies de mamíferos que figuran en la Lista Roja de la UICN y, finalmente, le pedimos para abordar adecuadamente todos los impactos acumulativos – de pesca y medioambientales – en las especies objetivo, de captura incidental y ETP.

Carta enviada a la MSC

No hay comentarios:

Publicar un comentario