viernes, 22 de agosto de 2014

Comunicado: LA GUARDERÍA DE ANGELOTES DE LA PLAYA DE LAS TERESITAS EN TENERIFE


Desde hace ya algunos años, se ha venido leyendo en la prensa que en la playa de Las Teresitas, en Tenerife, se han producido “mordeduras” de angelotes a los bañistas. Durante estas pasadas semanas de agosto, la prensa canaria ha hecho hincapié en estos incidentes.

La Alianza por los Tiburones de Canarias, dado que tiene como principal actividad la difusión y educación ambientalista y conservacionista de la biodiversidad marina, con especial incidencia para la importancia del papel de los elasmobranquios, entiende que estos “incidentes” deben ser explicados debidamente, teniendo en cuenta las últimas investigaciones que se vienen realizando al respecto sobre este tiburón por los investigadores de las Universidades Canarias.

En este sentido, la Alianza por los Tiburones de Canarias ha solicitado una reunión con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para se disponibilizar públicamente en defensa de la conservación de este punto nevrálgico para el angelote “canario” (Squatina squatina).

El angelote en la Playa de las Teresitas

La playa de Las Teresitas, de 1300 m de longitud, es una playa artificial ubicada en el pueblo de San Andrés, en el municipio de Santa Cruz de Tenerife. Esta playa estaba formada originalmente por arena volcánica, pero en 1973 se amplió y mejoró con arena blanca traída del desierto del Sáhara.

Desde hace varios años se pueden recopilar en la prensa algunas reseñas periodísticas de “mordeduras” de angelotes en esta playa, al parecer producidas por las crías de estos animales, que se encuentran enterrados en la arena, cuando el animal ha sido pisado por el bañista. Son pequeñas heridas, algo molestas para el bañista, pero que en la mayoría de los casos no requieren más que de la aplicación de un antiséptico local.

Todos creemos que el usuario de la playa entiende que la playa es un entorno natural donde viven animales marinos, y aunque las playas se hayan convertido en un servicio público al ciudadano, no son exclusivamente patrimonio de los bañistas o de los organismos públicos municipales o nacionales.

En la arena de las playas, aunque sean artificiales como esta, viven numerosos organismos marinos, como invertebrados (moluscos y crustáceos) y son el hogar para numerosos peces, como es el caso del angelote, pero también del pez araña (Trachinus draco), cuya picadura es verdaderamente dolorosa y que puede requerir de la intervención de los servicios de emergencia.

La propuesta de Alianza Tiburones Canarias

El pasado 14 de agosto tuvo lugar la primera reunión entre miembros de la Alianza Tiburones Canarias y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, en el Área de Medioambiente y Sanidad, con Doña Yuri Mas (Concejala Delegada en materia de Participación Ciudadana, Consumo, Medioambiente y Sanidad).

En dicha reunión tuvimos la oportunidad de explicar que todos los años, miles de turistas visitan las Islas Canarias con el sueño de poder bucear con el tiburón ángel, verdadera rareza medioambiental, y joya incontornable de las Islas Canarias.

La Alianza Tiburones Canarias expresó su total disponibilidad para colaborar con el Ayuntamiento en todas las labores conservación de esta especie.

Así, se presentó la propuesta de desarrollo de un Programa de Valorización de la playa de Las Teresitas, que se compone de tres partes:
  • Elaboración de una campaña de acciones de información y educación medioambiental, con la divulgación pública de los resultados de las investigaciones realizadas en la playa, es decir, mostrar al ciudadano que la playa es una “guardería” para las crías de angelote. Esta campaña de información y sensibilización se podrá realizar en dos niveles en simultáneo, con la producción y distribución de folletos en castellano, inglés y alemán por un lado, y mediante sesiones públicas informativas, campañas educativas escolares para el profesorado y para los alumnos.
  • Colocación de letreros informativos dentro de la ciudad y en la playa de Las Teresitas, en los puntos más turísticos y más accesibles, para mostrar el valor ambiental de la playa, y de sus condiciones únicas como “guardería” del angelote canario.
  • Mantenimiento de las condiciones de playa pública sin iluminación nocturna directa de la orilla, a lo largo de toda la playa.
Se pretende con esta propuesta conseguir que la “guardería” del angelote en la playa de Las Teresitas se convierta en un foco de interés ciudadano y turístico de la playa, de Santa Cruz, de Tenerife y de todo el archipiélago, con el fin último de que todo aquello que es valorado por el ciudadano y por el turista, se convierte en algo que se conozca mejor, que se respete y que se conserve.

De hecho, en la Alianza por los Tiburones de Canarias, consideramos que la presencia de la “guardería” de angelotes en la playa de Las Teresitas es uno de los tesoros que vamos descubriendo en relación con el angelote, y que deseamos que se conserve. Concienciar y educar sobre este animal ha sido, desde nuestra génesis, uno de nuestros objetivos como Organización No Gubernamental española.

Esperemos que vayamos descubriendo más tesoros como éste y que las investigaciones que llevan a cabo algunos investigadores de las Universidades canarias de La Laguna y de Las Palmas, nos proporcione más lugares como este en las islas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario